Un minimalista cabaret protesta

Santa Rita
Ilustración de Maria de Medeiros para The cougar song

Maria de Medeiros presenta Pájaros eternos – el Concierto

Cuándo: 16 de mayo de 2013.
Dónde: Teatro Circo (Murcia).
Cuántos a cuánto: 3/4 de aforo a 15 €.
Quiénes: · Maria de Medeiros: voz · Leo Montana: piano de cola · Ricardo Feijäo: bajo eléctrico · Edmundo Carneiro: batería y percusión

Lo de inaugurar el irregular ciclo “Música por la Tolerancia” –enmarcado en el festival Murcia Tres Culturas- con el concierto de la actriz, directora de cine, cantante y (atrevida) compositora Maria de Medeiros fue una segunda oportunidad bien aprovechada por la portuguesa -tras su discreta presentación en algunos festivales de jazz-.
Los tres músicos que la acompañan al piano, bajo y batería desde la grabación de su tercer disco demostraron suficientes dotes, aunque el formato de una canción -más interpretada que cantada- no les permitiera recrearse en improvisaciones jazzísticas, sí que se les notó disfrutando el concierto -imposible no hacerlo con un tipo como E. Carneiro cerca-. Como también disfrutó la gran mayoría del público -no muy exigente ni entendido- y los -pocos pero más entendidos- amantes de las influencias de donde bebe el proyecto musical de esa atractiva políglota que es de Medeiros.

En un particular cabaret minimalista repasaron íntegramente las diez canciones del álbum Pájaros eternos (Eureka, 2012), elegantemente acompañadas por las ilustraciones que sendos artistas le cedieron a “felina” –también su propio dibujo se muestra durante la bonita balada en inglés The Cougar song -. De forma que cantó Aos nossos filhos, adaptación que Maria hace al español y ha titulado Ese gusto -una carta de esperanza a los hijos de las dictaduras-, una desconcertante versión intimista de la canción italiana Ventiquattromila baci, la curiosa Shadow girl, canción coescrita con Legendary Tigerman (alter ego de Paulo Furtado) para un espectáculo teatral inspirada en una frase que Tom Waits dice en Down by law. Con Furtado de Medeiros ya grabó These boots are made for walking, el popular éxito de Nancy Sinatra que con inteligencia suele reservar en los conciertos para los bises junto con una desacertada versión de The Clash.

El blues sin guitarra dedicado a Madrid que es Noche y Nace el día en la ciudad -sin Raimundo Amador, claro- son canciones que destacan por romper el ritmo del repertorio. Y no faltaron poemas de Alberto Moravia, como el utilizado para abrir el espectáculo: Me tiro (Mi butto), de Fabio Mauri Una verdadera señora (Vera signora) y de Pier Paolo Pasolini la brutal (y premonitoria) Balada del suicidio (Ballata del suicidio), anteriormente musicados para Laura Betti -la musa para la pantalla de este último- que fueron traducidos por la propia Maria de Medeiros tras su actuación junto a Mauro Gioia en Cabaret social songs. Escuchar la emocionante Por delicadeza de la poetisa portuguesa Sophia de Mello Breyner Andresen fue otro placer, que sí incluye el disco.

Seguramente habrá quienes opinen que tantos elementos propios de las artes escénicas no sean suficientes para hacer música, al igual que la propia actriz no se sabrá cantante por derecho propio, pero al menos su propuesta no es la de un espectáculo superficial y sí contiene elementos de humor, crítica, sensualidad y varias músicas.

En fin, una buena mezcla para disfrutar, como en su momento lo fuese ver a Victoria Abril cogiendo un micrófono.

Texto: Miguel Tébar A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Clef two-factor authentication